Rumbo Norte

IMG_0282 Winnipeg es como Albacete, lo siento por los de Albacete, pero yo no invente el dicho. Llegamos a esta ciudad sólo para poder coger el único tren que nos llevaria Rumbo Norte, a la tundra artica , a la capital de los osos polares, Churchill… El puto hostel de Winnipeg costaba 70$, se trataba de una habitación individual con nevera y tenía luces rojas dentro del cuarto ( no digo más ). Dimos una vuelta por Winnipeg y en 10 minutos estaba visto… asi que, ale! a buscar comida para el largo trayecto en tren que nos esperaba al día siguiente hacia Churchill.

Lo peor era que a la vuelta de Churchill teníamos que estar 3 días más en Winnipeg hasta que llegara el tren que nos pusiera rumbo a las rocosas. Mierda!!! Desesperación!! 3 largos días sin poder hacer nada y esto es carisimo! Nos dedicamos a buscar otras alternativas, pero ni las compañías de alquiler de coches nos permitían olvidarnos de la anodina ciudad, nos exigían devolver el coche de nuevo en Winnipeg ¡¡¡¡Nooooooo!!!! Finalmente encontramos una salida: un autobús que, aunque muy ajustado en tiempo, nos sacaba de allí 2 horas mas tarde de llegar el tren a la maldita ciudad…

Decidimos ponernos en marcha hacia Churchill (en temporada alta y con los sitios petaos) sin tener reservado alojamiento, dado que el único hotel con disponibilidad que había, reventaba nuestro presupuesto (y el de cualquiera a 400$ la noche). Afortunadamente nos encontramos con Jim, que nos recomendó el Bed & Breakfast donde el iba que parecía tener un precio razonable, pero no sabíamos si habría sitio ni cuanto nos cobrarían. En el peor de los casos intentaríamos dormir en la estación, aunque preferiamos otra solución.

IMG_0078

El viaje en tren dura dos días y el paisaje fue cambiando de unas praderas otoñales a un bosque boreal completamente nevado y helado. La segunda noche en el tren, Jim nos volvió a hacer otro enorme favor: nos despertó a las 5 de la mañana para que pudiéramos disfrutar de la visión de una Aurora Boreal. Si amigos, nos hicimos pipi del gusto. Lamentablemente desde el tren no pudimos hacer fotos y no podemos compartir con vosotros este espectáculo.

Llegamos a Churchill, hielo, nieve, viento, frío de cojones, – 10 grados, cuatro casas, algunas posadas… acompañando a Jim, fuimos preguntando en todos los locales por un alojamiento y a los recepcionistas por poco les entraba la risa cuando preguntabamos si tenian habitaciones libres. Uy! que chungo se estaba poniendo…

Polar Bear BB El Polar Bear BB era una casita baja y acogedora de madera, una señora amable y tranquila recibió a Jim y nos alegro el día al confirmarnos que tenía habitación libre y que el precio era asequible, 120$ por noche desayuno incluido. Ni siquiera dudamos o intentamos negociar. Visto lo visto era o eso, o dormir al raso.

Para ver los osos, había dos posibilidades muy diferentes. Existe un área protegida donde solo operan dos compañias. Entrar en ese área te asegura prácticamente ver osos polares, crías y otra fauna autóctona ( zorros rojos y árticos ). Eso si, el precio mínimo son 400$ por persona y día. What a fuck! La otra opción es contratar otras compañías que sin entrar al área restringida, tienen grandes conocimientos sobre los lugares mas usuales donde se encuentran los osos, pero no esta asegurado su avistamiento. Una tercera via , poco recomendable, es hablar con algún lugareño, esquimales muchos de ellos, y que arriesgando tu vida y su coche, te lleve a dar un paseo por unos cuantos dolares y tengas la fortuna de encontrarte con un oso.

IMG_0415-1Nosotros elegimos la segunda opción por 150 $ persona con la compania North Start Tours y nos fuimos de safari fotografico al día siguiente con Jim.

Al llegar a la desembocadura del Rio Churchill en la Bahia de Hudson, vimos un enorme oso, blanco, con elegantes andares y caminando por el hielo en busca de comida. IMPRESIONANTE. Estaba lejos, pero después, a lo largo del dia encontramos otros tres ejemplares más cerca, además de preciosos zorros rojos y otro animalillos. Este día no lo olvidaremos nunca. Tuvimos suerte y conseguimos lo que nos proponíamos viniendo a estas tierras. Aquí dejamos una pequeña muestra de lo que nos encontramos por el camino.

This slideshow requires JavaScript.

Los osos polares no hay que tomarselos a broma. En Churchill suele haber ataques a personas. El resultado normalmente es Oso muerto ( o en la cárcel de osos ) y humano en el hospital ‘muy chunguete’. El ultimo episodio había ocurrido unos días antes de llegar nosotros. 2 personas y 3 osos por las calles de Churchill en la noche de Halloween, la historia terminó en tragedia…

El último día, un poco mas tranquilos tras haber conseguido los objetivos planteados, nos dedicamos a merodear por el pueblo e intentar imprimir los billetes del bus ya que era ‘nuestra responsabilidad’ y sin ellos impresos no podíamos subir y escapar de Winnipeg… tal y como la señorita de atención al cliente de la compañía nos recordó 14 veces… ( Victor juraba en arameo ) menos mal que en todos lados encontramos gente maja, las chicas de la licoreria nos ayudaron en esta ocasión.

Tuvimos además la ocasión de conocer a una pareja de compatriotas, riojanos valientes y experimentados ciclistas, que llevaban año y medio viajando por el mundo pedaleando por Europa y Asia, estaban empezando su andadura por tierras americanas, les deseamos lo mejor en su largo camino.

Por cierto, Víctor se esta dejando barba porque dice que le abriga, Ruth también se la dejaría si pudiera, pero parece que el pelo crece despacio y el tema va pa largo…

Ponemos rumbo a los parques nacionales de las montañas rocosas ( desgraciadamente hay que pasar antes por Winnipeg )

PD : Hemos dejado de fumar hace una semana. Víctor no esta del todo mal…

Advertisements

6 responses to “Rumbo Norte

  1. todo muy bonito siempre hay gente buena por el mundo. Victor esta guapo en foto pero tu sales poco y siempre de perfil besotes

  2. Eeeeyyy!!!. Estas crónicas son las que gustan!!!. Aunque casi lo que más me ha llamado la atención es eso de “las chicas de la licorería nos ayudaron en esta ocasión”. Con una familiaridad que da que pensar…¿hubo muchas visitas al establecimiento o que…?

  3. El sitio debe ser impresionante, y ver un oso y un zorro polar, aunque sea a bastantes metros de distancia debe ser flipante. Aunque os vais a dejar el presupuesto, por eso me imagino lo de dejar de fumar, que por esas tierras el vicio debe estar por las nubes.

  4. Dear Ruth and Victor, awesome pictures of the polar bears! 🙂 I am very happy to see you having a great time! I know not always things are going perfect. Thats a part of the deal ;). I am still in Quebec! But will leave soon. I think of you, all the best for your next steps! Stef

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s