Uvita, Parque Nacional Marina Ballena

IMG_2639La 2ª gran recomendación que nos hizo el chico de hostel de Heredia fue visitar la playa Dominical y después de  reponer nuestras fuerzas nos dirigimos ansiosos hacia allá. El pueblito tiene tres casas mal contadas y, para variar, el último tramo para acceder es de nuevo la maldita pista de tierra, aunque esta vez es tan sólo por un kilometro… Menos mal!!! Nos da miedo volver a pinchar…

IMG_2645Esto no tiene nada que ver con Manuel Antonio!! Se parecen como un huevo a una castaña!, es lo más parecido a un refugio de hippies trasnochados, perroflautas y surfistas con bajo presupuesto: unos acampados con sus tiendas, otros haciendo vida en sus coches y furgos viejas, otros consiguen a duras pernas pagar habitación en un cutre-hostel… Je, je, je, nos sentimos muy cómodos aquí, es muy del estilillo que andábamos buscando y parece un lugar ideal donde pasar la noche junto al mar.

IMG_2636La playa es de piedra, larguísima y con unas buenas olas para los surferos que disfrutan del pacifico más escondido, menos turístico y quizás reservado para disfrute de la población nacional, que quiere conservar ciertos lugares más naturales y agrestes, sin gringos queIMG_2635 encarezcan y malogren la zona. Después de un paseo relajado por la orilla, comienza el atardecer, uno más en estas maravillosas tierras de Centro América, seguimos disfrutando cada día de ellos como la primera vez. Sentados en un tronco frente al mar junto a los otros hippies y rastas contemplamos como el sol enorme va tiñéndose en naranjas y rojos de infinidad de tonalidades.

IMG_2670_recortadaTodavía nos queda una bandeja de chorizo y otra de lomo del que nos envió la familia, así que unos bocatas españoles nos reconfortan el estómago. Una amena y divertida charla sobre todo lo que nos esta pasando en estos meses son el punto perfecto al final del día. Hoy, aunque en el coche, dormiremos fresquitos, con la agradable brisa del mar…

IMG_2693El sol nos da los buenos días a las 5 de la mañana, pero remoloneamos hasta las 7 a pesar de que el sol está muy en lo alto, parece que a la sombra de un almendro la luz es más tenue. Estamos descansados y listos para un café matinal, en Uvita nos espera Susana, una española amiga de Suso, bióloga y afincada en Costa Rica, ella tiene una estación para el estudio y conservación de la fauna y flora de la reserva Marina Ballena, un lugar donde cada año llegan decenas de ballenas a parir sus ballenatos en estas cálidas aguas.

IMG_2702Nos merecemos una ducha y un descanso así que nos ponemos a buscar alojamiento. Que me dices! Se han vuelto locos? 30-50 USD son los precios en cabinas (así llaman por estos lares a los alojamientos familiares y supuestamente los mas económicos). Susana nos recomendó el Hostel Tucan que son 12usd cada uno en habitación compartida. Aceptamos barco!! El lugar tiene un encanto especial, hamacas y una enorme zona chill out, llena de artesanía y murales, a lo que hay que sumar que hay cocina para huéspedes y WIFI para poder dar señales de vida a la familia y tal…

IMG_2725En la estación biológica Susana nos explica su labor y lo importante del trabajo diario para proteger esta reserva de la biodiversidad que es Costa Rica. Nos cuenta que las leyes existen y son estrictas pero que por desgracia no se cumplen a menudo, pues queda mucho por hacer en cuanto a educación ambiental y hace falta dotar de más recursos para que todas esas leyes sean una realidad. A los ticos les ha llegado este cambio muy rápido, en apenas 20 años ha habido un boom turístico y a la vez una conciencia extranjera por conservar y mantener las selvas y es difícil cambiar la mentalidad en tan poco tiempo. Al menos aquí las leyes ya están hechas, algo que llevan andado (según Susana) cosa que en otros países de centro américa no.

Para entrar en la reserva hay que pagar 6 USD, el mayor interés es ver las ballenas que cada año vienen a tener sus crías, ahora no es temporada por lo que el parque se reduce a una playa (espectacular eso sí) y una caminata por el bosque entre aves y otros animales. Este tipo de bosques ya lo hemos visitado en otras ocasiones así que decidimos entrar en la playa por la puerta B (una entrada secreta a la zona de playa utilizada por los ticos, por donde no hay que pagar, jijiji… hay que utilizar todas las “magias” para ahorrar).

DCIM111GOPROAhora sí, nos lo merecemos!!!, al agua y chapuzón, hoy nos lo podemos permitir porque luego podremos darnos una ducha reponedora… Estamos solos en la playa, que maravilla!!!, además en la orilla hay unas iguanas verdes preciosas DCIM111GOPROque no se asustan ante nuestra presencia, que graciosas son cuando se ponen a correr!!!. Las olas son tremendamente altas, de casi 2 metros y con mucha fuerza al romper. Nos lo pasamos en grande, como dos niños pequeños.

A la noche conocemos a dos chicos catalanes, Juli y Sonia, que están de viaje por Costa Rica y Panamá, son unos chavales estupendos!!! Son viajeros de los auténticos, no meros turistas. Van de al “tran, tran” parándose donde más les gusta y conociendo gente gracias a su bondad y a una guitarra que a Juli le encanta tocar. Intercambiamos información y experiencias de los lugares visitados… Fenomenal!!! Pura Vida amigos.

Panoramica_uvita

Abandonamos el hostel, nos queda toooda la mañana para hacer caminatas por los alrededores: unas pozas? unas cascadas? avistamiento de aves? Otra vez a la playa? IMG_2704Nos decidimos por subir a ver desde las alturas la forma de “cola de ballena” que se forma entre la playa y el arrecife del parque cuando hay marea baja, es increíble!!! Como una señal!!! Donde crían las ballenas una cola de ballena. La subida es dura, pero encontramos una pareja de estadounidenses con un super 4×4 que muy amablemente nos suben… nos han quitado la parte más dura, a sólo nos quedará bajar.

This slideshow requires JavaScript.

Llegamos al mediodía entre tucanes, pajarillos, mariposas y lagartijas, ahora hay que hacerse con unos víveres (ya no hay más rico embutido español) para poder llenar la panza hoy camino de la próxima maravilla natural… otra vez nos sentimos como caracoles, con nuestra casa rodante, en la carretera, ponemos rumbo al Parque Nacional del Corcovado.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s