Parque Nacional Isla Coiba

IMG_3880La Isla de Coiba, en la costa pacífica de Panamá, es una reserva marina, insular y costera declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Nuestros amigos chilenos, Xavier y Javiera, nos hablaron maravillas de ella y, aunque nos quedaba algo lejos, decidimos ir a conocer esta maravilla de la naturaleza durante un par de días.

Otro día de transporte, primero de David a la ciudad de Santiago, después otro bus desde Santiago a Soná. Allá debemos esperar más de una hora y media, mientras un IMG_3884abuelo vende los raspados (barra de hielo raspada a la que se añade sirope y jugos a modo de helado) hasta que llegue el que finalmente nos traslade a Santa Catalina, el pueblecito más cercano a la isla de coiba. Llegamos tarde, más allá de las 6, a punto de atardecer y con nuestras mochilotas al hombro caminamos por la playa unos 500m hasta llegar a las cabañas donde habíamos reservado. Estamos cansados y sudorosos, el día ha sido largo. “Cari, una cervecita? Eso estaría genial” Maldición!!!! Hoy es jueves santo y está prohibido vender y/o consumir alcohol en todo Panamá. Ley seca durante 4 días. No diremos en este blog lo primero que pensamos pero digamos que fue algo parecido a “cáspita, me disturba enormemente la santa madre iglesia y sus bellas y ancestrales costumbres”.

Las cabañas son bonitas construcciones rústicas pero confortables, en frente del mar en lo alto de una loma, desde donde divisamos algunas islas a lo lejos. Nuestra intención es pasar un día haciendo snorkel IMG_3946y visitando el parque nacional, así que nos dirigimos de vuelta al pueblo hasta que acordamos un tour para el día siguiente. Nada barato por cierto, 70USD por barba, pero todo el mundo conocido y las guias de viaje recomiendan la experiencia. A dormir!!! que a las 7 am debemos estar ya en el bote.

Sorpesita nada más subir al bote, a escasos 100 metros de la costa nos obliga a parar un barco costero del ejército. DCIM111GOPROSus pasaportes por favor? El capitán de nuestra lancha les intenta explicar que vamos a un día de excursión a Coiba y que la mayoría de pasajeros no llevan el pasaporte por riesgo a mojarse. A los militares les da completamente igual, les importa un comino si el pasaporte se moja o no, es obligatorio llevarlo siempre encima. Sin pasaportes no avanzan más de acá. Bien!! Nosotros los llevamos pero el resto de pasajeros no, así que nos toca volver a la costa, a sus respectivos hostales y perder algo así como una hora. Con todo en regla, los militares nos permiten seguir no sin antes obligarnos a usar los chalecos salvavidas (que en este caso podríamos habérnoslos ahorrado por lo viejos y poco efectivos que parecían).

IMG_3902_panoramaTras una hora en lancha divisamos las costas de la Isla Coiba y sus diversos islotes, montañas verdes, manglares gigantes y palmeras fueron el preámbulo de lo que nos esperaba. Vamos parando en cada pequeña islita, cada una más paradisiaca que la anterior, aguas cristalinas, puras, libres de contaminación y en cuyo vergel la abundante vida marina y corales viven libres y protegidos del ataque humano.IMG_3915

Haciendo snorkel en cada parada disfrutamos de este oasis marino; bancos de atunes, peces loro de cientos de colores, peces angel a franjas amarillas blancas y negras, preciosas tortugas verde, preciosas medusas enanas y otras decenas de especies nos envuelven. Cada día disfrutamos más con el mar, podríamos estar horas y horas allá adentro.

A media mañana recorrimos caminando la gran isla de Coiba y sus espectaculares miradores del resto del archipiélago y finalmente arribamos a la isla del Tesoro para tomar el sol entre palmeras, cocos y arenas blancas.

This slideshow requires JavaScript.

IMG_3894Son las 15:30 y el capitán nos da una muy mala noticia, tenemos que regresar ya. Una hora y media más surcando las olas nos espera, pero de camino nos acompañan unos preciosos delfines que hacen el viaje en la lancha un poco más llevadero y entrañable.

La ultima noche la pasamos disfrutando de nuestro hostal, en compañía de otros españoles que están trabajando en el Canal. Estamos de suerte porque están preparando una estupenda barbacoa, pero no se apañan muy bien con el fuego, Ruth decide tomar el mando. En diez minutos tenemos unas magníficas brasas y en recompensa nos regalan chuletas de cerdoIMG_3959 y muslos de pollo hasta hartarnos. Unos chicos panameños que duermen en una tienda de camapaña, JC y Winnie, nos invitan también a charlar con ellos y entre unos y otros ponemos un broche de oro a este magnífico día. Gracias a todos. Es un placer estar rodeado de gente tan maravillosa.

A la mañana siguiente JC y Winnie nos han dejado una nota agradeciéndonos que les prestáramos la colchoneta para que pudieran dormir más confortables y nos regalan los oídos acerca de nuestro carácter amable y humano, brindándonos sus números de teléfono por si requerimos cualquier cosa durante nuestra estancia en Panamá. Repetimos, gracias a ustedes.

El mostrar nuestra formidable colchoneta nos dio además la oportunidad de hacer una reventa muy maja con el señor del hostel, que parecía que podría necesitarla para unos huéspedes recién llegados… 15 USD y nos deshicimos de un gran bulto que llevaba pesando en nuestra espalda gran parte del viaje.

Fin de nuestros días en Santa Catalina y en la preciosa Isla de Coiba, ponemos rumbo a la capital, Ciudad de Panamá nos espera.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s