Surcando los mares

P1010086El cielo es de un gris cemento y parece que en cualquier momento nos va a caer encima como una losa, pero lo único que cae es agua y más agua… a veces escampa, pero sólo para recuperar fuerzas y caer con más violencia todavía al cabo de un rato sobre la cubierta… y nosotros aburridos, sin otra cosa que hacer que esperar el momento de la partida, aguantando los sucesivos retrasos incoherentes que el capitán provoca conscientemente abandonando el barco: que si falta agua, que si voy a por ron, que si voy a por hielo… es como si nunca fuéramos a salir de Portobelo…

IMG_4533_recortadaLa mar está tranquila, en la bahía el oleaje se ve aplacado por las barreras naturales, de momento no nos mareamos, el vaivén del velero nos mece y el sueño va apareciendo, tomamos una biodramina por si acaso la cosa se pusiera fea… son las 12 de la noche y nuestro capitán reaparece fantasgóricamente, huele a rancio como las bodegas de una galera… esperemos que la embriaguez no le impida manejar la nave, izar la mayor y poner viento en popa a toda vela en caso de que encontremos alguna racha que nos ayude a coger velocidad.

El Flamboyant es un velero de 11 m de eslora, con un camarote para tres personas y un salón con tres camas-sofás, IMG_4552en su mayoría forrado en madera y con un sólo palo, el mayor. Estaremos un poco apretados, Ruti dormirá en el camarote junto a Asko y Katja y Victor dormirá en el sofá del salón junto a Josh y James. Las dos chicas de la tripulación y el capitán permanecerán fuera, supuestamente harán guardia durante la navegación.

Por fin zarpamos, son más de las 12, la que nos espera… A pesar de la biodramina el fuerte oleaje despierta a Victor durante la noche. Los terribles pantocazos que se sienten en el barco le desequilibran y decide salir a cubierta a tomar el aire, no sin dificultad. Son olas gigantes de 4-5 metros y el velero surca una tras otra como si de una montaña rusa se tratase. El capitán está anodinamente manejando el timón mientras las chicas de la tripulación se turnan para vomitar… ¿tripulación mareada en el barco? Esto empieza a ser paradójico…

IMG_4576_recortadaTras un paseo por los infiernos marinos, amanecemos en el cielo un sol enorme, las aguas color turquesa se entremezclan con un cielo azul brillante y el horizonte se salpica de decenas de pequeñas islas de arena blanca y abarrotadas de palmeras… ¿habremos muerto en el transcurso de la noche y hemos ascendido IMG_4624_retocadaal firmamento?… El capitán echa el ancla y los gritos de los habitantes de los veleros cercanos nos hacen bajar de nuevo a la tierra: “No puedes anclar ahí!!!, estás loco???, toda la bahía sabe que no tienes hueco y tu te empeñas en encajar tu barco aquí!!! Eres un jodido hippie, cada vez que vienes causas problemas!!!” Parece que el Flamboyant y Erik (su capitán) es en todo DCIM111GOPROSan Blas conocido y no por su buena fama precisamente. Finalmente se produce el temido problema, estamos en la trayectoria del ancla de uno de los veleros cercanos y le impedimos salir. Nos deleitan con más y más insultos!!!!

DCIM111GOPROIntentamos olvidar el episodio con un poco de snorkel por el cristalino mar circundante (somos seis pasajeros y sólo hay equipo para 3, nos lo iremos turnando…), disfrutando de los arrecifes y la fauna que habita en ellos. Divisamos una isla de una sola palmera… ¿habrá algún naufrago? Nademos hasta ella, haremos como si somos dos intentando sobrevivir a base de coco y pescado, jijiji, ¿las estrellas de mar son comestibles? porque aquí hay un montón pero en la palmera no hay cocos…

DCIM111GOPROEl día en el edén pasa rápido, disfrutando del sol, la brisa, los peces, los corales y la amigable charla con nuestros compañeros de aventuras. Tras una  comida y una sencilla cena (nada del menú gourmet prometido por el capitán antes de pagarle) nos acostamos todos de nuevo, esta noche la pasaremos anclados acá así que dormiremos plácidamente, sin turbulencias u oleaje. El capitán parece nuevamente intoxicado, esta vez con algo más que alcohol… Este tipo es de traca!!  Y además no sabemos de donde saca tanta bebida!! Nosotros mientras tanto intentamos nos racionamos las escasas cervezas que embarcamos en Portobelo.

IMG_4629_recortadaEl sol ha decidido que no debemos perder ni un solo segundo durmiendo, nos movemos de isla en isla y enseguida volvemos a lanzarnos al agua, las cálidas temperaturas animan a disfrutar de un baño tras otro, cada día nos apasiona más y más, nos sentimos muy afortunados!!! para el almuerzo ya estamos en otra isla, todas son encantadoras!!!

El hermoso archipiélago de San Blas está habitado exclusivamente por los indios Kuna, es su tierra, un irreductible pueblo capaz de mantenerse ajeno DCIM111GOPROa las normas exteriores, pero que han sabido sacar un provecho innegable del turismo por sus dominios. La frase que mejor define su filosofía es: “Aquí el indio eres tú, no te equivoques”, hay que pagar por todo (foto, amarrar barcos, incluso a veces por sentarse aunque no fue nuestro caso…) y son una comunidad bastante rica, debido también a que en muchas ocasiones llegan a sus islas fardos de cocaína que los narcos tiran por la borda al ser sorprendidos por la marina naval.

Disfrutamos de tres días de inmensa paz y tranquilidad, tranquilidad alterada solamente en algunos momentos por las IMG_4521horrendas canciones y alaridos que una de las vagas y sucias hippies acompañaba con un estridente ukelele; paz trastocada ocasionalmente también por su mala educación y pésima comida, horrendas cocineras cuyos restos capilares acompañaban los platos “como guarnición?” y que se pretendían la tripulación, pero que tan sólo ejercían de concubinas de un irresponsable y déspota Capitán de pacotilla que se pasaba el día bebido y la noche drogado.

IMG_4663Las pocas cervezas que conservábamos como oro en paño y que tan lentamente degustábamos desaparecieron misteriosamente al segundo día… no sólo las nuestras, las de Asko y Katja también, por fin descubrimos de dónde sacaba el capitán combustible para sus borracheras… Y el tabaco??? James poseía 10 paquetes de tabaco que compartía amablemente con el Capitán cuando se dio cuenta sólo le quedaba 1 mientras que Erik aún disponía de su cartón enterito. Será gorrón!!!

A la cuarta noche abandonamos nuestra posición cómoda en aguas someras e izando la mayor, el foque y con un toque de motor, ponemos IMG_4650_recortadarumbo a mar abierto donde el oleaje y el viento nos azotará camino de Cartagena de Indias. De nuevo la noche se cierne sobre nosotros y preferimos cerrar los ojos y soñar que ya estamos en tierra a observar la cruda realidad: El capitán ha puesto el piloto automático y duerme a pierna suelta sin supervisar en los alrededores la presencia de buques o grandes cruceros que transitan por la misma ruta…. ni que decir que las 2 perro-flautas tampoco hacen guardia!!!, dudamos siquiera que sepan que es eso, los motivos para pasar la noche en vela y las terribles consecuencias de no hacerlo…

IMG_4662Durante el cuarto y quinto día los víveres empezaron a escasear, la calidad de la comida ya no importaba tan sólo queríamos alimentarnos aunque fuera sólo a base de sopa, huevos revueltos y cuscurros de pan (con pelos incluidos). El líquido elemento se volvió un bien muy cotizado, a pesar de que entre los pasajeros habíamos aportado 20 litros extra de agua al calculado por el Capitán, el último día no había ni gota, unos pocos zumos y refrescos fueron nuestro único sustento… Maldito bastardo!!!! Que mierdas de cálculos nos llevan a esta escasez??!! 50 litros de agua para 9 personas durante 5-6 días??? En medio del mar y sin poder avituallarnos en ningún lugar??? Y eso sin contar la cerveza… bueno que como se la bebió él no cuenta…

IMG_4644_recortadaEra aún de día cuando divisamos a lo lejos tierra firme, esperamos no sea una alucinación debido a la hambruna y la deshidratación, al aparecer las estrellas las luces de los primeros faros de la entrada a Cartagena nos devuelven la ilusión perdida, pese a que todavía nos quedan varias horas para arribar a puerto.

Es la 1 de la madrugada, estamos felices, hemos llegado, pero la alegría se vuelve indignación cuando el capitán nos dice que esa noche quiere el barco solo para él y que nos busquemos la vida por Cartagena, nos echa vilmente del velero: ‘IMG_4653mi parte del trato ya se ha cumplido y no quiero gente que me moleste más’. Hijo de la gran puta!!!!, es la 1 de la madrugada!!! Nos dijiste que llegaríamos a las 3-4 de la tarde, deberíamos poder pasar la noche en el barco para mañana ir a buscar alojamiento. Dice que nos bajemos, que todo está abierto y que la hora de llegada es muy normal para los cruceros a vela… con tal de perderle de vista nos agarramos las mochilas, empapadas de nuevo porque la zodiac tiene fugas y se hunde, y caminando más de 1 km llegamos a la calle de la Media Luna, vamos todos en grupo por lo que pueda pasar, Asko, Katja, James, Josh y nosotros. Al fin encontramos alojamiento, al fin estamos en Colombia, al fin dejamos atrás a este bastardo… Bueno, no del todo, asombrosamente nos dice que nuestros pasaportes no nos los puede devolver hasta dentro de un par de días cuando haya sellado en migración la entrada a Colombia… La indignación se transforma en ira, pero debemos mantener la calma hasta recuperar la documentación, ahí nos las veremos cabrón de mierda!!!

Son las 3 de la madrugada, intentaremos descansar, estamos agotados. Mañana será otro día, ya en tierras sudamericanas!!

Aquí en Cartagena se acaban nuestros días por la bella Panamá (8 de Abril al 2 de Mayo) y también terminamos nuestro recorrido por la increíble tierra centroamericana. Sabemos que nuevos sitios maravillosos nos esperan todavía por todo el mundo, pero será difícil olvidar lo vivido acá. Gracias.

PD: English summary “Do not ever take Flamboyant sailing boat from Panama to Cartagena or vice versa. It’s a fucking nightmare, with a fucking captain mad, alcoholic, drug addict and irresponsible , called Erik. Please, don’t do it, there are a lot of sailing boats on this route. That’s our piece of advice. If you want to know more about this fucking bastard, just ask local people who know him very well.”

Advertisements

One response to “Surcando los mares

  1. Hijos de puta hay en todas partes!!! Pero chicos, q impresionante es Panamá !!! Yo no me lo esperaba así….entran ganas de cogérsela un avión pa’lla!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s