La piedra de Peñol o el peñon de Guatape?

Panoramica_Peñol_II_plusA tan sólo 2 horas en bus desde Medellín se encuentra La Piedra del Peñol o el Peñón de Guatape, que tanto monta monta tanto. Este enorme monolito granítico es uno de los lugares más increibles de Colombia, puesto que a la majestuosidad del peñón se une la tortuosa escalera construida entre dos de sus grietas, creando una imagen única.

El bus sale de la terminal norte de Medellín y la compañía Sotrasanvicente te lleva hasta la piedra por 11.000 pesos en una hora y 45 minutos, en los que no dejamos de maravillarnos de esta tierra colombiana.

IMG_1540_recortadaAquí, mientras el autobús empieza a quemar motor subiendo por las cuestas, empezamos a entender por qué los ciclistas colombianos son casi siempre los mejores escaladores del mundo en casi todas las vueltas, cualquier niño con su bici al salir de casa a dar un paseo se sube dos o tres puertos sin inmutarse, tan pancho!!!, que ríete tu del Tourmalet. Claro, así ya podrán…

Panoramica desde la Piedra del PeñolAunque lo habíamos visto antes en fotos, al verlo en directo nos deja impresionados, una gran mole sobre nuestras cabezas va emergiendo durante el camino de ascenso hasta la entrada. Guau!!! Esto no lo sabíamos, la piedra se encuentra en medio del embalse de Guatape, un enorme lago artificial del que emergen decenas de islas e islotes, rodeados de aguas verdes y montanas frondosas. Realmente espectacular.

Victor gateandoNos dicen que las mejores vistas están mirando desde arriba del peñón, allí hay un mirador, así que haciendo uso de todo nuestro valor, nos disponemos a ascender los 675 escalones de la escarpada escalera. Subimos no sin dificultad escalón a escalón, están numerados de 25 en 25 y podemos controlar el ascenso… haciendo nuestras paraditas de descanso, no olvidemos que estamos a más de 2000 m de altura y el esfuerzo se nota… Víctor prueba a subir un tramo a gatas, pero eso parece aún más cansado si cabe que a lo normal. Vamos, vamos!! Hay que dejar de hacer el tonto que todavía nos quedan muchos escalones…

Uff!! estamos a casi 2500 metros de altitud y la subidita se las trae, a lo que se añade un sol de justicia, así que cada poco vamos parando a divisar el paisaje a la vez que tomamos un respiro. Habíamos leído 675 escalones pero… noooo!!! quedan unos pocos más, al final son 740. Vaya tela!!!

Prueba superada!! Llegamos exhaustos pero la sola visión de 360 grados del embalse y de los pueblecitos cercanos nos hace olvidar todo lo demás…

Un niño pequeño que nos ve haciendo fotos saltando se quiere unir a la fiesta y tras mostrarle la foto, Ruth le dice: ‘mira estás en el aire, estás volando’, Victor y un niño saltando en la cima‘Más quiero más, mamá estoy volando!!!’ Jajaja todos nos echamos a reir. Los colombianos son gente amable, acogedora y educada y enseguida se lanzan a preguntarnos y a hablar con nosotros. Tanto prejuicio acerca de este precioso pueblo y espectacular país nos da un poco de rabia. Ven a Colombia y lo entenderás.

Toca lo fácil, bajar los susodichos escalones, esta vez sin sufrir. Nos merecemos una buena comida tras el esfuerzo y nada mejor que una exquisita Bandeja Paisa, plato típico Antioqueño con chorizo, panceta, arroz, patacones, huevo, ensalda y carne picada.

Volvemos a Medellín, en unas horas sale nuestro bus nocturno. Ponemos rumbo al eje cafetalero, destino Salento.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s