Corrupción policial – Riesgos de Venezuela

monedaEl peor problema de Venezuela para un turista (incluso también para los propios venezolanos…) es la corrupción y en consecuencia asociada al robo. Por desgracia esto ocurre en todos los niveles de poder y, desafortunadamente para nosotros, también alcanza a los policías y militares(llamados Guardia Nacional Bolivariana). Aquí contamos la peor experiencia que hemos tenido en Venezuela y en casi 8 meses de viaje, aunque lamentablemente también hemos vivido otras y nos han contado otros cientos. Es algo habitual en este país. Escribimos este articulo para advertir y dar a conocer lo que está ocurriendo a modo de denuncia y también como consejo a otros turistas que quieran visitar Venezuela.

Este es el relato de los hechos:

Llegamos a las 11 pm a la terminal de buses de Valencia, los sucesivos retrasos y atascos en la carretera y las infinitas paradas nos han hecho perder la conexión que teníamos prevista, el siguiente bus a nuestro destino, las dunas de Coro, sale a las 4 am… por lo que decidimos comer algo para pensar qué hacer con claridad. Hay un restaurante abierto en la terminal y entre que nos sirven y acabamos nos dan más de las 12, quizás lo mejor sea a esperar sentados con nuestras pertenencias bien amarradas, así nos aseguramos la plaza en el bus que está muy cotizada y no andamos por las peligrosas calles sin conocer nada en plena noche… sobre las 3 nos llaman para ocupar los asientos del bus.

imagesCargamos nuestras mochilas, nadie nos ha molestado en la terminal en ese tiempo. Al ir a dejar el equipaje en el bus se acercan dos militares armados con rifles de asalto.

-Sus pasaportes por favor.

Estuvimos algo lentos buscándolos, el cansancio hace que no recuerdes con rapidez  donde está todo… Mientras los estamos sacando nos dicen que nos van a hacer un registro de equipajes pero que debemos ir a la oficina militar.

-Por qué ? A qué oficina? Pueden hacer el registro acá, no hay problema.

-No señor, debemos ir allí para hacer el registro.

Un escalofrío nos recorre la espalda, tenemos un mal presentimiento… Mierdas!!!! Mierdas!!!!, esto pinta muy mal… A escasos 200 metros está la oficina, un cuarto de unos 4×3 m con otro pequeño cuarto de nos mas de 1x1m. No nos percatamos en ese momento, pero intentaban separarnos y separarnos de nuestro equipaje…

-Dejen todas sus pertenencias ahí fuera… entren.

-No, dejen las pertenencias ahí fuera… bueno, no, dejen sus cosas dentro,  a ese lado y ustedes pónganse uno allí y otro aquí

corrupción 2Comienzan las preguntas… Sientan a Ruth en la mesa del sargento y le pide pasaportes, cartilla de vacunación internacional y le pregunta que hacemos en el país, de donde venimos, adonde vamos… Todo parece correcto, mientras tanto a Víctor le han metido en el cuarto y han comenzado a cachearle. Víctor sale del zulo y le piden que una por uno vaya abriendo las mochilas que estaban en otro lugar, lejano a nosotros.

Primera mochila bien, segunda mochila bien. El militar le dice que saque él las cosas y que este siempre pendiente de lo que saca. Ahora el bolso con la cámara, Víctor va sacando el zoom, la cámara, el cargador de la batería… y al final, en el único compartimento que no llevan cremalleras, aparece una bolsa con dos cogollos enanos de marihuana.

-Que es esto?

-No lo se señor, eso no es mío…

El sargento que interroga a Ruth para inmediatamente y se va directo a donde esta Víctor, aún ni siquiera ha visto que pasa cuando empieza a grita de malas maneras

-Ahora si la cagaron!

-Señor esto no es mío no se quién lo ha metido ahí!!

Comienzan los insultos:

-Hijodeputa estas diciendo que lo metí yo?

-No señor, solo digo que eso no es mío, nosotros no fumamos droga.

-Hijodeputa, cabrón de mierda, aquí se acabo vuestro viaje y su mundial y su vaina!!, le van a caer 15 o 20 años en la peor cárcel que imaginas. A mierdas como tu aquí les dan machete nada más llegar.

Ruth intenta hablar con el sargento, está claro quién ha puesto la bolsa con droga en ese lugar, no nos hemos separado de nuestras mochilas en ningún momento salvo cuando ellos nos han obligado y nos han entretenido para que no nos fijáramos en lo que estaban haciendo, pero incriminarles de ese acto no parece que vaya a servir de nada.

-Señor le juro que eso no es nuestro, alguien lo ha metido ahí para hacernos daño. No tomamos drogas.

-Señorita cállese que a usted también le vamos a meter 20 años

-Señor, puede usted hacernos un análisis toxicológico para comprobar que no hemos consumido drogas, nosotros no fumamos eso.

-No le voy a hacer ningún examen de ni nada. Eso es suyo, está claro, lo traen desde España en estas bolsitas con cierre, estas bolsas son típicas de los europeos, así guardan ustedes las cosas… si fuera de Venezuela estaría en un trozo de papel.

guardiasEl tipo, muy metido en su papel de “poli malo”, hace que llama a la fiscalía y ve preparando las esposas, otro de los militares coge la bolsita y la vuelve a meter en el bolso de la cámara, Víctor la saca y repite que eso no es suyo. En ese momento el sargento descarga toda su ira, insultos y vejaciones y le obliga a cogerlo para hacerle fotos con la droga mientras otro militar le apunta con su rifle. El terror se apodera de nuestros cuerpos.

Es evidente que eso lo han metido ellos, mientras dos estaban con nosotros manteniéndonos ocupados, el tercero metió eso en la cámara justo donde no había cremallera, en el único punto donde alcanzó y en el registro del resto del equipaje de Víctor no se han preocupado de revisar lugares más normales y escondrijos donde guardar droga… ¿Para qué? Si sabían donde estaba!!! Ni siquiera se han dado cuenta de que llevamos 8 meses viajando y que su invento del tipo de bolsas en las que los europeos meten las drogas no tiene ni pies ni cabeza… aún así estamos más que jodidos, no tenemos argumentos ni estamos preparados para afrontar la situación con conocimientos legales y en estado de shock nos impide pensar en cómo salir de esta, nos la han jugado bien!

Víctor pregunta desesperado:

-Hay una manera de arreglar esto?

-Que manera dice usted?

-Dinero señor?

-Me quiere usted sobornar a mi?. Eso es un delito…Buscales más droga, seguro que llevan más

Obligan a Ruth a abrir el resto de equipajes mirando sin mucho detenimiento alguno de los bolsillos pero ni siquiera hacen el registro completo, saben de antemano que no van a encontrar nada ya que todo lo que tenemos es lo que ellos pusieron donde lo pusieron… sientan a Victor para hacerle más preguntas. A Ruth la mantienen de pié separada y custodiada por otro guarda armado

Ahora el sargento malo ha salido, supuestamente a hablar con la fiscalía y a nosequepollas inventadas, sus acólitos vuelven a registrar las mochilas preguntando por el dinero que llevamos, en todo momento son agresivos con Víctor, pero con Ruth el tono se suaviza y las preguntas son menos amenazantes. Cuentan el dinero que Víctor lleva encima y que le han sacado de la mochila… Ruth se calla en cuanto al dinero que afortunadamente lleva escondido entre su ropa…

corrupción 1Le toca hablar al “poli bueno”, el que dialoga en un tono mas calmado. El tercero mantiene a Ruth separada de la escena, aunque ella intenta comunicar que el bolso de la cámara es de ella y que la droga no es suya y solicita una y otra vez un análisis de estupefacientes, la agresividad y la conversación se centra sobre Víctor, a quien tienen psicológicamente ya debilitado.

-Señor le juro que eso no es mío!

-Cuanto dinero lleva encima?

-Pues no se unos cuantos bolívares y los dólares justos para salir del país.

-Deme todo el dinero que voy a contarlo.

-Como?

-Tranquilo, solo lo voy a contar no se lo voy a quitar, intento ayudarles.

Cuentan nuestro dinero con los ojos como platos, 2000 bolívares y 800 dólares. Víctor insiste en que es el dinero necesario para estar en el país 2 personas y poder salir de él… al final claudica y les dice que les podemos dar 200 dólares para acabar con esto.

-Eso no se si le va a ser suficiente al sargento, pero déjelos aquí y guarde el resto

El sargento vuelve a entrar. Con sus malas pulgas, sus gritos, obviando la presencia de Ruth y centrando su atención y actuación en Víctor

-Usted señorita deje la cantinela, hemos avisado para que venga una mujer de la guardia para poder hacerle un registro corporal… Ya viene la fiscalía, prepárense física y psicológicamente para lo que les espera, 20 años de cárcel. Tu maldito bastardo comemierdas drogadicto lo as a pasar muy mal. Que es este dinero?

-Es de los turistas- dice el “poli bueno”.

moneda2-Mire amigo, usted va a ver al mismísimo diablo en esa cárcel y yo soy peor que el diablo. Cuanto dinero carga?

-800 dólares en total, sargento- “poli bueno” de nuevo.

-Mira amigo, aquí no se negocia. O me lo da todo o nada y van a la cárcel.

Víctor, después de casi una hora de terror y extorsión rompe a llorar. Entre sollozos le dice que si le da todo el dinero no podremos salir del país, no tenemos manera de sacar más. Treinta segundos de silencio, mientras Víctor llora y Ruth se lleva las manos a la cabeza comentando que tendrían que ir a la embajada o así a pedir ayuda… es entonces cuando el sargento dice:

-Dame 100 dólares más y denle gracias a dios porque les estoy haciendo el favor de su vida.

Víctor cuenta otros 100 dólares, total 300 y se los da… nos dejan con 500 para que nos las apañemos cómo podamos. El hijodeputa sigue metiendo miedo y pidiéndonos que le demos las gracias porque ha sido benevolente con nosotros.

-Gracias señor.

-No se fíen de nadie y quizás nos veamos en España… pero yo no iré a su país con droga. Vayan rápido que aún tienen tiempo de tomar su autobús

Nos mordemos la lengua pero la ira nos corroe por dentro como si de ácido se tratara. Le devuelve los pasaportes a Víctor. Rápido, cargamos las mochilas y salimos de allí. El bus nos espera todavía (creemos estaban todos compinchados junto con el conductor).

Salimos de esa maldita terminal, habiendo sufrido una experiencia horrorosa, humillante y vejatoria. Quizá la peor de nuestras vidas en la multitud de viajes y países visitados. Por desgracia el resto del viaje por Venezuela ya no será igual, vamos tensos, desconfiados y atemorizados cada vez que vemos a la Guardia Nacional o a cualquier policía.

En fin, mucho ojo si viajáis por Venezuela, tras contar nuestra historia a otras personas podemos dar los siguientes consejos:

  • Siempre llevad vuestros pasaportes con vosotros y en un lugar de acceso rápido.
  • A las mujeres no las pueden registrar salvo alguien de su propio sexo y no vimos ninguna, que el dinero lo guarde ella, menos dinero a la vista es igual a menos mordida para la policía.
  • Con las mujeres no pueden ser agresivos, corren el riesgo de perder su trabajo, por lo que ante cualquier situación incómoda se centraran en el hombre, intentad paliar esta situación estando juntos, intentad que nos os separen.
  • Según la ley, se debe registrar el equipaje antes del registro personal e interrogatorio, si os veis en esta situación intentad que no os separen del equipaje y solicitad el registro del mismo antes del resto del protocolo, así evitaréis que os puedan colocar droga en un despiste
  • La llamada a la fiscalía puede que no sea mala (aunque este también puede ser corrupto) de hecho a la hora de imputar a alguien se requiere que el registro se haya realizado ante alguien de la fiscalía, por lo que, ante un registro sospechoso, se puede solicitar que se llame al fiscal antes de comenzar con el protocolo… estad muy atentos en todo momento al equipaje, que nadie lo toque.
  • Cuando le soliciten la mordida siempre indique que no tiene dinero para salir del país y que tendría que solicitar la ayuda de la embajada, eso implica que vas a ir a la embajada si o si y puede que la extorsión salga más barata.

Las mordidas están a la orden del día por cualquier motivo que se les ocurra y lo que puede ser un viaje de placer te lo pueden convertir en una pesadilla. Repetimos no somos los únicos, muchos viajeros y otros tantos venezolanos nos han contado mil y una historias similares. Suerte!!!

Advertisements

5 responses to “Corrupción policial – Riesgos de Venezuela

  1. Me corroe la rabia a mi también al leer vuestro relato. Lo siento, mucho, siento muchísimo que hayáis sufrido esta injusticia, este abuso brutal. Confío en vuestra fortaleza para superarlo. Un abrazo muy fuerte, bonitos.
    Mayka

  2. Jo, chicos vaya mierdas…lo siento mucho 😦
    Bueno ahora a olvidarlo y a seguir disfrutando del viaje. Que esta experiencia no os lo empañe.
    Os quiero mucho :*

  3. Joder me he quedado helada, que abusó de poder , que corruptos, que malas personas. Sed cautos y dejad este capítulo atrás, que aún os quedan miles de aventuras por disfrutar y hacernos reír .

  4. Que vergüenza que hayan tenido que pasar por eso. De verdad lo siento mucho. Espero que algún día en mi país tengamos unas fuerzas de seguridad que nos protejan. Son lo mismo que los malandros. El lema de ese cuerpo militar maldito es “el honor es mi divisa”.

    • Gracias Esteban por tu comentario. Lamentablemente no fuimos los únicos que pasamos por ese trance en la terminal de Valencia. Un año después, un amigo nuestro pasó por la terminal y le intentaron hacer lo mismo, meterle droga en su equipaje pero él estaba prevenido por nosotros y pudo salir airoso. Le exigieron dolares tambien. Quiero que todo el mundo sepa que en la terminal de Valencia hay un sargento corrupto con bigote, complexión media y estatura aproximada 1,70. Ojalá acaben con ese tipo. Mientras tanto tengan mucho mucho cuidado al pasar por esa terminal de autobuses.
      Venezuela es un país increíblemente bello y por este tipo de problemas la gente no va a visitarla. Un abrazo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s