Milford Sounds, una maravilla de la naturaleza

Hoy hace un hermoso día, nada que ver tiene con esos en los que nos sentimos gurus de la lluvia, las únicas nubes que hay adornan el cielo como en las pinturas enfatizando su azul intenso… la caminata bien, los pájaros contentos, cantarines, con su gorgoteo alegre y las carreteras parece que se abren a nuestro paso.

Panoramica Milford Sounds New Zealand

El camino es largo, varias horas de rodaje nos esperan en esta jornada de carretera que empezó al mediodía, pero tenemos musiquita, cientos de canciones que nos regalan los oídos mientras en nuestros ojos se refleja la belleza de la naturaleza a nuestro paso. El asfalto nos guía amablemente hacia nuestro destino, pocos coches y muchas curvas tal y como le gusta a Sauron.

Vemos varias reservas naturales y señales que indican puntos de interés y comienzos de caminatas, pero no paramos, quizás a la vuelta, hoy tenemos muy claro cual es el punto final y es mejor llegar antes de que anochezca, Ramón (nuestro amigo app campermate) nos advierte de que el único campsite gratuito cercano a las Milford Sound es pequeño y puede estar lleno… Nooo!!! eso seria una gran desgracia para nuestra tocada economía.

Yuhu!! Hemos llegado justo a tiempo!! Ciertamente el sitio es enano, ya hay mucha gente pero Sauron cabe ¡¡¡Por nuestros cojones que cabe!!! Ole ahí la maestría de Victor al volante encajando el coche en un minihueco!!, algunos otros visitantes más tardíos y con grandes campervans no han podido entrar y se marchan. Nosotros felices contemplamos el paisaje.

Reflejo LagoEl lugar es taaan bonito… con su lago, su cespecito, su bosque, sus montañas (perecemos unos repipis alucinados por alguna droga, todo nos parece bello en Nueva Zelanda… pero es que es así, ver para creer, pero es así ). Sacamos nuestras sillas de camping y contemplamos la estampa mientras el atardecer tiñe de malvas y rojos el cielo. Ruth intenta hacer fotos aprovechando el precioso efecto reflejo del agua en calma del lago pero… En todos lados tiene que haber un tonto del culo!!! Hay un imbécil tirando piedras al lago jodiendo la marrana!! Bueno, al final parece que lo ha conseguido.

Pajaritos!!!Nos acostamos pronto porque mañana a eso de la 7 tenemos que salir, no sin antes cenar unos deliciosos noodels y alimentar a nuestros pajaritos. Son un amor, a pesar de que nos pasamos el día limpiando sus cacas y preocupados por su bienestar cuando los dejamos solos en el coche, nos sentimos felices por nuestra labor y su compañía…

O no!!! Pero qué hora es??? Los ruidosos motores de 2 Jucy campervans y sus alborotadores ocupantes nos despiertan, son las 12 de la noche y están aparcando bloqueando la salida… sshhh silence please!!! Esperamos que se vayan pronto por la mañana o el pollo que les vamos a montar si no nos dejan salir va a ser de traca!! Soplagaitas!!, no veis que no hay sitio!!!

Amanece bien temprano y salimos a la hora programada, sin retrasos, no hay ni rastro de los alemanes bulliciosos y tardíos, por suerte no ha hecho falta despertar ni discutir con nadie, nos ponemos en la carretera de montaña con nuestro mejor ánimo deseando llegar al crucero y disfrutar del día…

La felicidad dura poco: Sauron hace unos ruidos muy muy raros y casi no tiene fuerzas para subir las cuestas… No por favor, nooooooo! Otra avería, noooooo!!! decidimos parar… Acojone máximo, nos tememos que la fuga del aceite del tanque de dirección haya vuelto a abrirse. Nos ponemos a revisar los niveles, transmisión perfecta y parece que no gotea… Ahora lo que no va bien es el aceite del motor, según la varilla vamos secos… Mierdas! Mierdas! Mierdas!

No nos queda otra, 30 km hasta Milford, seguimos nuestro camino con la duda de si reventaremos el motor antes de llegar a nuestro destino y pidiéndole a Ramona (navigator app) que nos busque un taller mecánico por la zona… no hay gran cosa, pero en su sabia base de datos hay registrada una gasolinera en la que se venden cosas de coches… pufff!!! Algo es algo!! Supspiramos…

Llegamos con el tiempo justo, aparcamos a Sauron a la sombra y hacemos recuento: pajaritos comidos y tranquilos, bien, estado del coche regular, Ruth y Victor bien… 2 de 3… No es mala estadística.

Esos insectos molestosPor el paseo de camino al muelle las sandflies empiezan a molestar… hay miles de millones! De hecho nos encontramos con un cartel explicativo y descubrimos que estos molestos insectos son originarios de la zona… Llegamos al muelle y la cosa se pone peor, no podemos ni hablar sin hacer aspavientos para intentar ahuyentarlas. Caspitas!!! de esto no dicen nada los folletos eh??, no son listos estos neozelandeses, te lo ponen todo precioso pero de las cosas malas ni pío… Menos mal que nuestro barco esta ya amarrado y abriendo sus puertas a los pasajeros.

Se nos olvidan todos los males, el recorrido por el fiordo merece la pena, las cascadas, los escarpados acantilados, la flora y fauna, hay incluso algunos lobos marinos que nos Ruth y Victor de Crucero por Milford Sounddan los buenos días… las nubes bajas no nos dejan divisar las altas cumbres, la niebla se hace algo mas densa en algunos tramos y el frío arrecia… bueno, tenemos ropa de abrigo. Llegamos al mar y… vuelta atras. Miles de datos sobre formación geológica, profundidad, alturas, primeros habitantes y esas cosas rondan por nuestra cabeza, pero se nos olvidaran enseguida, nos queda en la retina tan solo su belleza.

De regreso nos vuelve a dar un escalofrío en la espalda… madremiadelamorhermoso!!, que le pasará a Sauron?? No es solo nuestro medio de transporte es nuestra casa y también un amigo al que hemos cogido cariño. Comprobamos los niveles de nuevo: todo esta perfecto!! No puede ser!! Que cosa más rara… nos vamos de paseo, no lo pensemos más… relajémonos!! Ya lo pondremos en marcha y veremos que pasa, ya nos hemos puesto en lo peor, de alguna manera saldremos de esta…

Milford Sound desde miradorSubimos a un mirador cercano al parking, algo escondido, por lo que mucha gente se lo salta, son solo 20 minutos de subida pero las vistas son impresionantes!! Estamos un buen rato anonadados con el lugar… Recomendado!! Pero nos quedamos con ganas de más, así que nos hacemos otro paseo por la laguna, la marea está baja y Ruth se siente muy “Jucy” jejeje.

Es hora de seguir, ah!! y de hacerle otro check a Sauron, la recuperación es milagrosa… todos los niveles de aceite son buenos, ya no hace ruidos raros, ha recuperado las fuerzas… Cosas inexplicables que ocurren a veces… pero los otros seres vivos que nos acompañan, los pajaritos, nos piden comida… todo a su tiempo por favor.

Ruth y Victor en Milford SoundHay cientos de miradores preciosos y senderos a los que ir por la zona, unos más largos y otros que se recorren en apenas 20 minutos. Paramos en un montón de sitios: Montañas de las se precipitan glaciares que forman ríos de agua cristalina, circos glaciares cuyas paredes se adornan de cascadas… bueno es momento de un pequeño treking, antes de comer un paseo de 1 hora por en estrecho cañón de uno de los múltiples riachuelos de la zona, disfrutamos de las inverosímiles formas que va tallando a su paso por la roca y de los diferentes tipos de erosión que se producen. Algunas parecen círculos perfectos! Alucinante!

Subiendo el Key SummitLos días en esta época del año son muy largos así que contentos por la sanación repentina de Sauron, que no vuelve a dar síntomas de la enfermedad que tuviera (fuera lo que fuere, tal como vino se fue) nos decidimos por una caminata mas larga: Key Summit… jeje!! Sonaba bien, pero bajo los rayos de un sol ardiente, una vez disipadas todas las nubes que nos estropearon un poco las vistas de las cumbres esta mañana en el crucero, se nos esta haciendo un poco dura la subidita.

Casi 50 minuntos bajo un sol ardiente y abrasador. Vamos chorreando!”Animo chicos!! Que os quedan solo 10 minutillos para llegar a la cumbre” Nos alientan unos chicos que andan bajando… uff, pues si, hemos llegado!! Y que buena elección!! Nos recreamos con las vistas e incluso charlamos con otros turistas que vienen y van… La bajada es mucho más rápida y cuando por fin llegamos al punto inicial, nos damos cuenta de que nuestros tiempos están mejorando mucho, le hemos ganado 30 minutos al tiempo que marcan!! Somos unos campeones!!!

Hace unas horas al llegar hemos visto un par de botas de montaña de esas superbuenas de marca y abandonadas al lado de los cuartos de baño… siguen ahí… Victor tiene botas nuevas desde su cumpleaños, pero no son impermeables y este par son de su talla. Decidimos hacer tiempo dando de comer a los pajaritos, aseando el coche y buscando el campsite de esta noche con Ramon… nadie ha venido a recogerlas… Nos las llevamos!!

Pradera de Flores Fiorland New ZealandNuestro apartamento para esta noche no tiene duchas, pero tiene unas vistas envidiables: el balcón del lado oeste da al río, donde miles de plantas se han vestido con sus coloridos trajes de gala amarillos, rosas, blancos, violáceos… y adornan toda la pradera hasta donde se pierde la vista, el mirador del oeste da al bosque encantado con su alfombra de hojas secas en tonos ocre, donde los líquenes, musgos y hongos que cubren los árboles ocultan la entrada al mundo de las hadas…

Ruth esta encantada, ha descubierto que en la terraza sur hay un contenedor para hacer barbacoas de leña, tarda Fogata al atardecer Fiorland New Zealandpoco en adentrarse en la arboleda y volver con algunas ramas y hojas secas, no tenemos nada que cocinar a la brasa,  es una pena, pero nos quedamos sentados en el tronco de un árbol caído, al calor de la hoguera viendo ponerse el sol por el horizonte… Pensativos, tranquilos, felices…

Lo único malo que tiene el lugar es que es de pago (7 NZD por persona), tras preguntar a varios campistas, no conseguimos cambio de nuestro billete de 50 NZD así que esta noche le dejaremos una nota al guarda para que nos cobre la tarifa adecuada por la mañana y pidiéndole encarecidamente que no nos multe, que nuestras intenciones son buenas ;-). Hoy ya nos vamos a dormir, mañana ponemos rumbo a Te Anau, zona sur del Fiorland National Park.

Como llegar, consejos y precios:

  • La visita al fiordo de Milford Sounds solo se puede hacer en crucero. Se llega en carretera hasta el muelle y allí salir en alguno de los barcos a hacer la visita. Se pueden contratar dichos cruceros que te hacen un recorrido de alrededor de 2 horas. Puedes obtener ofertas por unos 45NZD por persona. En esta web puedes ver promociones que pueda ahorrar unos cuantos dolares : http://www.bookme.co.nz/bookings/queenstown/activities/attractions/milford-sound/page/1
  • No hay camping gratuito en la zona de Milford Sounds pero hay mucho DOC Campsite por valor de 6-7NZD por persona. Bajate la aplicación CAMPERMATE VIAJAR POR NUEVA ZELANDA para ver todos los campsite y mucho más cuando viajes por Nueva Zelanda.
  • La carretera desde Te Anau hasta el muelle de Milford Sounds es increíble. Con decenas de lugares preciosos a los que acceder con duraciones del trekking de 10 minutos hasta 2 horas. Ir al I-Site de Te Anau (la ciudad que va de camino hacia Milford Sounds) y que os faciliten el mapa con todos los trekking y puntos para que podais ir parando en todos o casi todos, ya sea a la ida o al vuelta de Milford Sounds. No os lo perdais!!!

Advertisements

One response to “Milford Sounds, una maravilla de la naturaleza

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s