Clifden Suspension Bridge

Hemos huido de la tormenta y tras una hora y media de carretera más o menos encontramos el camping, ¿camping? bueno… para las tiendas de campaña hay unos pocos metros de cesped rodeados por una vaya que impide el paso de vehícuos con un cartel que indica lo mismo lo mismo… ¿Y el coche entonces? ¿Donde lo aparcamos? Pues ahí mismo en mitad del camino al lado de una valla donde pone Parking Area…
Clifden Suspension BridgeEsquivamos la tormenta, que hemos dejado atrás y ahora podemos disfrutar de los últimos rayos de sol de un atardecer sobre uno de los puentes más antiguos (construido en 1889 y declarado lugar historico en NZ) que siguen en pie en este recondito pais… El Clifden Suspension Bridge podemos decir que es chulo, no es ninguna maravilla de ingeniería y ni siquiera es algo realmente antiguo o especial… (aunque en su momento si lo fuera) es un puente peatonal, sobre un río de fondo calcareo y rodeado de ese inmenso verde caracteristico de Nueva Zelanda, ni más ni menos… Pero aqui estamos: respirando aire puro, deleitandonos con los naranjas, rosas y violaceos de que se tiñen las nubes en estos días tan largos del mes de diciembre en las antipodas.

IMG_0734_rec
Cuando por fin se pone el sol y cae la noche con su manto de estrellas (y tras acaparar todos los bichos del baño seco del lugar para alimentar a nuestros compañeros alados) descubrimos que en los alrededores de nuestro campamento podemos encontrar algunas cuevas facilmente explorables, tenemos hasta nombres y coordenadas… Decidimos hacer una excursión por la mañana mientras brindamos con nuestros boles de noodles calentitos.

Tan contento preparamos la habitación para dormir plácidamente, pero nos percatamos de que la tormenta que dejamos atrás al final ha encontrado la manera de seguirnos y el aguacero comienza y continúa toda la noche, apedreando el techo de nuestro Sauron sin compasión… ya estamos acostumbrados a dormir con este tipo de ruidos sobre nuestras cabezas, lo que no sabemos es si mañana podremos salir de parking o esto se habrá convertido en una balsa de agua imposible de salvar…

Despertamos y no ha pasado nada grave, no hay riadas ni estamos atrapados en una balsa insalvable… y el agua que hervimos anoche aún está caliente en el termo para el café de la mañana… parece que el cielo sigue gris, IMG_0764_recpero al menos no llueve, por lo que continuamos con nuestro plan de ir a las cuevas. Nos debemos desplazar unos kilómetros y nos ataviamos con las botas de montaña, chubasquero las linternas y nos adentramos en una cueva, la entrada es algo accidentada y estrecha, pero parece que se ensancha… Vamos!!! Allá que nos metemos, las piedras están húmedas y vamos encontrando charcos y más charcos a nuestro paso… llevamos 15 minutos andando y los huecos cada vez son más pequeños, pero eso no es lo peor, a pesar de que apenas podemos ver la luz del exterior si que podemos oír la lluvia que ha comenzado a caer de nuevo… Abortamos misión!!! La cueva se podría inundar de agua y dejarnos atrapados!!! Os dejamos alguna fotillo de las vistas de la zona.

IMG_0722_recYa es hora de partir… dejémonos de cuevas y caminatas por un día, que esta noche es nochevieja cambiémonos la ropa húmeda y pongámonos en marcha… de nuevo a la carretera, tenemos unos planes algo alocados para recibir al nuevo año 2015 en las antípodas de nuestro país de origen… Ponemos rumbo a una Nochevieja Gore.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s