Una Nochevieja Gore

Hoy es el último dia del año 2014 y estamos decididos a pasar una Nochevieja distinta a cualquier a las que hemos celebrado por el momento en nuestras vidas. Nada menos que en las Antípodas!!! Pertrechados con nuestras uvas y un vino blanco espumoso “Apodado Champan” (cava no pudimos encontrar y el champagne frances es super carisimo!!!) ponemos rumbo a un pueblito que nos ha llamado mucho la atención su nombre. Gore. Estamos dipuestos a pasar una nochevieja terroríficamente Gore. Que frikis que somos!!!
Cartel de Entrada a GoreSauron nos lleva plácidamente recorriendo los escasos 130 kilómetros hasta llegar al pueblecito, entramos con miedo, despacio, bajamos las revoluciones del motor para intentar hacer el menor ruido posible, no queremos despertar a ningun loco sediento de sangre, pensando si los zombies o cualquieras otras criaturas comenzarán a saltar sobre Sauron deseosos de morder o un engullir nuetra carne humana (poca es la que recubre nuestros huesos pero es algo) o si los locales llevarán sierras mecánicas para matar a incautos turistas o si el mismísimo Freddy Kruger o el temible Jason nos dará una bienvenida muy especial al llegar…

Cartel Entrada Gore 2De momento todo bien, tranquilo y muy pacífico, aunque parece un lugar algo fantasmagórico, no vemos coches ni ningún tipo de ser vivo en los alrededores… será porque es pleno día? Los Malos saldran al atardecer? al amanecer? Solo por la noche?. “Nos estamos sugestionando un poco cariño, no crees?”. Vamos a hacernos unas fotos chorras en el cartel de bienvenida.

En esta localidad “GORE” existe un camping barato y al llegar entendemos el por qué. Un parking de asfalto, de apenas 100 metros cuadrados, un descampado sin asfaltar pero sin cesped ni nada vivo creciendo desde o hacia el suelo, sin sombra alguna pero con una cuartito con una cocina comunal y unas duchas. Y aquí donde se paga? Aquí no hay nadie!!! Por fin vemos al primer lugareño, no parece un zombie, ni dispone de guadañas o katanas asesinas, vamos a preguntar. Efectivamente por 8 NZD nos dejan aparcar y hacer uso de las instalaciones. Lo pensamos dos veces y decidimos irnos, los gurus de la lluvia hoy tienen un mal día y hace un sol abrasador, por lo que tener algo de sombra se hace imprescindible, nos podemos asar vivos aquí, pero la ducha caliente la necesitamos…

Estamos sucios, sudorosos y ponzoñosos y eso no es buena manera de dar la bienvenida al año nuevo… no sabemos si encontraremos otro sitio o dormiremos en alguna cuneta así que nos atrevemos a preguntar: Cuanto sería si solo queremos ducharnos? La señora nos mira con una mezcla de compasión y de hartazgo de mochileros roñosos y nos dice “anda, daros una ducha, os lo dejo gratis, pero no os eterniceis eh!”. Genial. Duchita caliente y rumbo a otro lugar con otro nombre muy muy Gore también, este se llama KAKA, jajaja.

IMG_0093_recKaka Point es una bella localidad a orillas del mar, con unos acantilados preciosos y cuyo nombre no merece en absoluto. Decidido nos quedamos aquí. Oh oh!!! Todo lleno, todo, absolutamente todos los campings están llenos. Parece que este es un lugar muy turístico para los neozelandeses en estas fechas navideñas y han decidido que hoy no podamos celebrar la nochevieja. Mierdas!!! Pues a seguir buscando… Un pueblecito a unos kilómetros hacia el interior, llamado Owaka, puede ser la ultima alternativa.

Kaka Point

“Policia!!! Pare el vehículo!!!” Pero qué pasa? Ay que miedo!!! Que hemos hecho mal??!! Vamos por el lado bueno de la carretera ¿No? Y los cinturones los llevamos puestos… La agente de la policia se nos posiciona en la puerta del conductor y le pide a Victor algo que no entendemos. El acento es cerradísimo. Disculpe, qué he hecho mal!! control alcoholemia nueva zelandaVictor muy nervioso se pone buscar los papeles del coche (Si no hay!!! que aqui son pegatinas!!) y la señora cansada, le lleva a la boca un artefacto raro. “Victor creo que es un control de alcoholemia”. Ha bebido usted alcohol? No señora. “Hable al aparato” Como? Victor se prepara para soplar pero no hay pitorro por donde ¿?¿? Y ahora que hago??? “Hable al aparato, en su idioma si quiere!!”. No entendemos nada pero Victor empieza a hablar en español al susodicho aparato, “que si soy español, no señora no he bebido alcohol, bla bla bla”. Enseguida el aparato pita Pi-pi-pí la agente mira el indicador y nos enseña la pantalla. “NO ALCOHOL”. “Pueden seguir”. Joder que tecnología más avanzada, aquí no se sopla, solo con el aliento te detectan el alcohol. Si es que esto es otro mundo…

Finalmente encontramos un alojamiento para hoy. Un gran hostal con una excelente cocina, salones y jardines donde nos permiten aparcar y usar las instalaciones… Era el antiguo Albergue Internacional de la zona, pero ya no pertenecen a la organización. Ahora sí, nos quedamos. Solo estamos nosotros y una familia de maoríes de unas 20 personas, con sus enormes tiendas de campaña que nos miran recelosos, parece que no ha caído bien nuestra presencia.

IMG_20141231_234258_recEmpezamos la preparación culinaria, unas tostadas con patés diversos, un quesito azul, un prosciuto italiano simulando nuestro querido Jamon Serrano español y unas chuletas de cordero, las uvas y el vino espumoso… ah!!! y por supuesto el cotillon. Los maorís nos miran extrañadísimos pero no hablan nada con nosotros y nos miran raro, nosotros abrimos nuestro Champan y nos damos nuestro merecido festin mientras chateamos con la familia… Los niños maories se van a la cama acompañados de sus mamás y nos invade un silencio sepulcral, la soledad gira a nuestro alrededor… no son más que las 11:30 pm y nuestra única compañia son los fogones de la cocina…”Vaya nochevieja sosa que vamos a tener cariño”.

IMG_20141231_234310_rec
Pasan 10 minutos y todo cambia bruscamente. Aparecen los varones jóvenes de la familia y nos ofrecen sus cervezas y nos hacen mil preguntas sobre el por qué de esta celebración y de donde somos. Les explicamos que en nuestro país la Nochevieja es un día muy especial y que comemos 12 uvas al sonar las 12 campanadas de fin de año, que marcan las 12 de la noche. Las risas y carcajadas de los maorís no os las creeríais. “Estos tipos españoles están muy locos”, nos dicen, pero parece que les hemos caído bien al final. Ding Dong, Ding Dong!!! Al no tener campanadas, nos las vamos cantando a nosotros mismos al son de una uva tras otra. FELIZ AÑO NUEVO RUVIK!!!!!!!!!!!!!!!!!

La noche se anima, nos quedamos nosotros y los 3 más jovencitos que son unos tipos muy raros pero divertidos. Llevarán mil cervezas en el cuerpo, se las beben de un trago y IMG_20150101_013942_recnos invitan a todo!! Nos dan las mil!!! Jugamos al Billar!! Salimos de la sala por las ventanas, entramos por la puerta… A que al final nos echan!!! Queríamos una nochevieja Gore no? Pues la hemos tenido, muy muy gore, muy muy rara y diferente a cualquier otra. Mañana día de año nuevo, seguramente con una resaca espantosa, intentaremos poner rumbo a Nugget Point. A ver si podemos…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s